Quark

QUARK

CECILIA CABALLERO ARTE CONTEMPORÁNEO
BUENOS AIRES, 2015

CURADOR: SANTIAGO BENGOLEA
QUARK

Así como un quark es la parte fundamental de la materia, el arte podría ser considerada la parte fundamental de la experiencia sensible. Sin embargo, las combinaciones posibles de los elementos fundamentales no está descubierta del todo, de la misma manera que el arte significa la combinación infinita del todo.

Así, las obras de esta muestra son formadas por pequeños elementos que conforman un indivisible, que a su vez, es la ínfima parte de otro todo que es el Arte; Manuel Ameztoy presenta un teselado compuesto de cuadradillos de colores, una especie de imagen abstracta a modo de pixel, una fórmula matemática encriptada en el color.

Ernesto Arellano teatraliza su participación con una escultura del futuro japonés; personajes que juegan la parte humana de una dinastía desconocida donde todo es posible, donde la locura es premiada y la indisciplina promovida.

La guerra como fenómeno no existiría sin el quark del arma, que a su vez, no funcionaría sin la pieza más pequeña, la munición. Karina El Azem plantea desde esta perspectiva una intervención partiendo de cápsulas de balas usadas y reinsertadas en el mercado, cuestionando a través del uso de estos elementos bélicos la propia fundamentación de lo estético en contraposición con lo ético.

La obra de Luis Rodríguez es fractal, da vueltas sobre sí misma a través del espectador que se persigue a sí mismo reflejado en el espejo, entrando en el vértigo de una simbología fugaz y obsesiva.

Los fluidos, el tiempo como un concepto líquido que fluye musicalmente, se representa en las piezas de neón de Mónica van Asperen; la forma no es accidental, las bandas de Möbius nos describen la meditación del artista queriendo llegar a la parte más fundamental del arte.
Finalmente, Splash in Vitraux transforma lo que antes fue un suelo en una obra que deja el atrás tránsito pedestre para conformar junto con las demás piezas, la totalidad de esta experiencia propuesta.

Esta muestra surge de la casualidad que adquiere forma de estatuto profundo, ¿cómo puede ser que ciertas combinaciones de artistas funcionen tan bien? ¿Hay alguna manera de saber si las partes fundamentales explotarán cuando se encuentren según qué color y forma? La aleatoriedad de las partículas no es un fenómeno exclusivo de la parte atómica, sucede cada vez que un artista elige los materiales correctos, las pinceladas necesarias, los quarks exactos.

Santiago Bengolea
Curador invitado